Archivo de la categoría: Herencias

¿Qué hago con mis derechos hereditarios o cómo compro una herencia?

Una vez que ha fallecido el propietario de los bienes, hasta entonces nacen los derechos hereditarios para sus parientes, de hecho la ley prohíbe terminantemente realizar cualquier tipo de convenio sobre una herencia futura, es decir, sin que haya fallecido el propietario.

Pues bien, una vez que falleció la persona (de cujus) los herederos tienen las siguientes 3 posibilidades para disponer de sus derechos:

1.- Repudio.- Antes de ser declarado heredero (ver tema aparte sobre el procedimiento para recibir una herencia) puede una persona manifestar su negativa a recibir la herencia, eso es el repudio. Los efectos jurídicos del repudio son 2, como no se aceptó la herencia, no adquiere ningún derecho el heredero ni, por lo tanto, paga ningún impuesto, por otro lado, como se trata de decir “no quiero”, no es posible decir “no quiero, pero quiero que mi parte sea para fulano” eso se equipara a una cesión de derechos y fiscalmente tendrá 2 impuestos a pagar uno por adquirir el heredero y otro por adquirir el que recibe la cesión, como lo explico mas adelante; el segundo efecto jurídico es que se incrementa la proporción que les corresponde a los herederos que si aceptarán la herencia, es decir, si eran 5 herederos y repudia uno, en lugar de dividirse entre 5, ahora la herencia se dividirá entre 4 y en lugar de una quinta parte para cada uno ahora su porción se incrementará y recibirán una cuarta parte de la herencia (decía mi abuelita: “entre menos burros mas olotes”).

2.- Cesión de derechos.- Una vez que existe la declaratoria de herederos, hasta entonces hay la certeza jurídica de que se tiene derecho a la herencia, y con esa certeza, puede el heredero ceder sus derechos (los demás coherederos tienen preferencia para adquirir esos derechos, solo para el caso de que no quisieren o no pudieren adquirirlos, podría entonces cederse a un extraño). Aquí el problema es fiscal, porque la ley prevé que son 2 personas las que están adquiriendo, primero el heredero y luego quien adquiere la cesión (cesionario), por lo tanto deben pagarse 2 impuestos, además el primer impuesto debe pagarse a la fecha de la cesión de derechos, el problema es que siempre se pagan hasta la escrituración y, si la cesión se hizo un año antes, pues se tendrán que pagar impuestos con recargos (ver tema aparte de impuestos).

3.- Vender sus derechos al momento de escriturar.- Aquí propiamente ya no estamos hablando de derechos hereditarios, estamos hablando de derechos de copropiedad, puesto que el Notario hará constar en su escritura que los herederos adquieren la propiedad del bien y uno o algunos de ellos venden esos derechos de copropiedad en favor de otra persona, prácticamente los efectos son los mismos que los de la cesión, con la diferencia de que todos los impuestos (que también se causan por 2 adquisiciones) se pagan con fecha actual.

Hay que tomar en cuenta que para poder vender, se requiere de ser propietario y para ser propietario en una herencia, se deben “adjudicar” los bienes a favor de los herederos. El fisco sabe muy bien de esta situación y también sabe que podrían eludirse impuestos si quien vende es la sucesión, es decir brincarse la adjudicación de los bienes, por esa razón el fisco va un paso adelante y dice que aunque no se lleve a cabo la adjudicación, deberán pagarse los impuestos correspondientes como si se hubiera hecho más los respectivos impuestos del comprador (diría mi abue: “más sabe el diablo por viejo, que por diablo”).

Si va a comprar un inmueble de algún heredero o de una herencia, antes de formalizar su operación o dar algún anticipo y meterse en problemas, mejor acuda con el Notario de su confianza e infórmese sobre los pasos a seguir, él le orientará para que su inversión sea segura y no firme ningún contrato privado sin antes consultar a su Notario (vea aquí las consecuencias de firmar contratos privados o cómo hacer un contrato sin tanto riesgo)

Si te gustó este blog da click en “Apoyo” arriba, bajo el agua :)  o en el menú del lado izquierdo.

Herencia a personas especiales (incapaces)

¿Cómo puedo heredar y proteger a mi hijo que no puede valerse por sí mismo?

 Jurídicamente hablando, para que no haya dudas o malas interpretaciones, tenemos que definir y llamar las cosas por un solo nombre, es así que llamamos a una persona “capaz” cuando puede obligarse por sí misma y las personas que no pueden obligarse por tratarse de menores de edad o por  alguna enfermedad que las prive de sus facultades mentales, les llamamos “incapaz”. Hago la anterior aclaración, porque en adelante me referiré a estas personas como “incapaces”, no por ofender, sino para hablar con propiedad jurídica. También debo aclarar que mientras las personas sean menores de edad, los padres pueden ejercer la patria potestad sobre ellos, sin embargo para el caso de personas mayores de 18 años privadas de sus facultades mentales, para ellas termina la patria potestad y deben declararse como incapaces ante un Juez, para que los padres puedan continuar con la tutoría de sus hijos. La patria potestad sólo puede ser ejercita por los padres (o abuelos), siempre y cuando los hijos sean menores de edad, la tutoría se ejerce para menores de edad cuyos padres hayan fallecido, o bien, para mayores de edad cuyas facultades mentales estén afectadas y no puedan obligarse por sí mismos, como es un tema delicado decidir quién puede o no obligarse tratándose de mayores de edad, es necesario que un Juez lo declare como incapaz (previos peritajes psicológicos que determinen que la persona no puede tomar decisiones por sí mismo) y en el mismo procedimiento se le nombre a un tutor, quien puede ser uno mismo de sus familiares, el procedimiento judicial que debe seguirse se llama “Juicio de Interdicción”.

 La mejor forma de asegurar el bienestar de un incapaz para cuando sus padres falten, es por medio de un Testamento Público Abierto, que es el otorgado ante un Notario (click aquí para ver tema aparte sobre seguridad de las escrituras y click aquí para ver sobre testamentos).

 Entrando de lleno en el tema, en primer lugar, hay que tomar en cuenta que debe nombrarse en el testamento un tutor, quien será el representante del incapaz para cualquier trámite y velará por su bienestar, por lo que tiene que pensar muy bien quién puede ser, debe también nombrar a una segunda persona (curador) para que vigile que el tutor está cumpliendo con su cometido, la única limitante que tiene el tutor es que no puede disponer de los bienes del incapaz para venderlos, para ello debe solicitar permiso a un Juez y debe también acreditar el evidente beneficio o la extrema necesidad de ello. Para los que estén interesados, existen Instituciones de Beneficiencia, que legalmente se llaman Instituciones de Asistencia Privada (I.A.P.) que pueden desempeñar el cargo de tutores (Para más sobre las Instituciones de Asistencia Privada, vea http://www.jap.org.mx/). Por otro lado, hay que tomar en cuenta que la patria potestad es ejercitada por ambos padres, a falta de uno, la ejercerá el otro y sólo el padre que sobreviva puede nombrar tutor para sus hijos, es decir la tutoría se ejercerá para cuando falten ambos padres (o los abuelos). Para asegurar el bienestar del menor de edad, la ley prevé que deberá nombrarse también un “curador” quién se encargará de vigilar el correcto desempeño de la administración del tutor.

  Tampoco hay que olvidar que en el testamento que se otorgue debe nombrarse a un albacea, quién se encargará de representar al testador y cumplir con su última voluntad en cuanto falte, todos los testamento llevan albacea y si no es nombrado, los herederos tendrán que elegir a uno.

No hay que confundir, el albacea representa al fallecido y se encarga de cumplir su última voluntad, en cambio el tutor se encarga de representar y administrar los bienes del menor de edad o incapacitado.

  Tanto para el tutor, el curador, como para el albacea, se puede nombrar a varias personas para que la segunda nombrada actúe para el caso de que la primera no pueda actuar definitivamente.

  Cuando se trata de incapaces, cada caso es especial, sin embargo en base a mi experiencia, puedo sugerir al testador las siguientes posibilidades para heredar a un incapaz, según su situación personal, podrá valorar cada una.

  1.- Dejar como heredero al incapaz. Ello significa que el incapaz será propietario del bien, sin embargo, como no puede obligarse por sí mismo, entonces dichos bienes quedarán “congelados”, la única posibilidad de poder enajenarlos (hacerlos ajenos) es que el tutor logre acreditarle a un Juez de lo familiar el evidente beneficio o la extrema necesidad para el incapaz (lo cual significa que deberá llevar a cabo un juicio, con lo que todo ello implica de gastos y tiempo).

  2.- Poner el usufructo vitalicio de los inmuebles a nombre del incapaz y la nuda propiedad a nombre de alguien de suma confianza, eso significa que la posesión y todo lo que produzcan los bienes heredados al incapaz (se pueden inclusive rentar) es para el incapaz de por vida, pero la titularidad de la propiedad es de la otra persona a quien haya designado el testador, y así podría estar el incapaz, tal vez, en una institución que pagarían los productos derivados de los bienes, inclusive en algún momento dado, se podrían vender los bienes sin necesidad de permiso judicial, sin embargo, el comprador debe forzosamente respetar el usufructo constituido y sólo podrá obtener la posesión del inmueble hasta que falte el incapaz (para mas sobre el usufructo vitalicio y la nuda propiedad ver: http://ocampoarch.spaces.msn.com/blog/cns!60DA4BDAFDF5DFF8!160.entry). Pienso que esta solución puede ser lo más barato tanto para el incapaz como para quien cuide de él, pero para ello se requiere de contar con personas de mucha confianza.

  3.- La tercer solución es para quienes no cuentan con personas de confianza, o bien, no les pueden dejar una carga así, y es: determinar en el testamento que se deberá constituir un fideicomiso.

  Fideicomiso es una figura jurídica mediante la cual una persona (fideicomitente, en este caso el testador), le ordena a otra (fiduciario, siempre son instituciones de crédito, bancos) que haga algo en favor de alguien (fideicomisario, el incapaz, en este caso).

  En el testamento se deja ordenado que los bienes de que sea propietario el testador (o los que quiera designar inclusive puede ser dinero en efectivo) sean entregados a un fideicomiso quien se encargará de administrarlos y con el producto de los bienes se cubrirán los gastos de la institución en que se encuentre el incapaz, en la práctica el fiduciario se convierte en el propietario de los bienes, peeeeeeeeeero debe disponer de ellos exclusivamente en cumplimiento a un contrato (contrato de fideicomiso) nada puede hacer el fiduciario con los bienes que no esté estipulado en el contrato, de hecho, se podría especificar dentro del contrato que al faltar el incapaz la propiedad de los bienes se transmita a la persona que haya designado el testador (que podría ser alguna institución de beneficencia I.A.P., o cualquier otra persona), aquí la gran ventaja es que el testador puede “probar” cómo funciona, es decir, en vida puede constituir el fideicomiso y ver costos y su funcionamiento, para constituir un fideicomiso es necesario acercarse a alguna institución de crédito, sin embargo, repito, puede establecerse en el testamento que se constituya el fideicomiso y el albacea tendrá que hacerlo así (click aquí para ver tema aparte sobre el fideicomiso).

Para más información, consulte al Notario de su confianza, él sabrá darle la mejor solución.

Si te gustó este blog da click en “Apoyo” arriba, bajo el agua 🙂 o en el menú del lado izquierdo.

Testamento, ¿qué debe contener?

  El testamento depende exclusivamente de la voluntad del testador, no del número de bienes, ni del número de hijos, sólo su voluntad y que dicha voluntad cumpla con los requisitos de ley, pero si usted acude al Notario de su confianza, dependerá exclusivamente de su voluntad, los requisitos serán cubiertos por la redacción del Notario y lo que no se pueda, así se lo hará saber con lujo de detalles.

 Sin embargo, siempre es bueno tener un proyecto o una idea de cómo debe redactar su testamento y qué requisitos debe cubrir para que se cumpla con su voluntad y los herederos no tengan problemas posteriormente para adquirir los bienes heredados.

 En primer lugar el Notario especificará los datos generales del testador para identificarlo plenamente y verificar que sea mentalmente capaz de otorgar el testamento.

 Es importante especificar el estado civil del testador, si estuvo casado anteriormente, si se divorció o no, si vive en “union libre” (legalmente se dice concubinato), si procreó hijos (tanto dentro o fuera de matrimonio), si son mayores de edad todos, en algunos casos si tienen o no bienes y si alguno de ellos carece de sus facultades mentales. Si el testador esta casado, habrá que especificar bajo que régimen (sociedad conyugal o separación de bienes) y si está casado en sociedad conyugal habrá que tomar en cuenta que solo puede disponer en el testamento de su 50% de los derechos que le corresponden (ver tema aparte de matrimonio y bienes http://ocampoarch.spaces.msn.com/blog/cns!60DA4BDAFDF5DFF8!138.entry). De esta forma se especifica que el testador no tenía noticia de algún hijo a quien tuviera obligación de suministrar alimentos (el testamento no es válido si se deja fuera de la herencia a un hijo menor de edad a quien tenga obligación de dar alimentos el testador), también sirve para aclarar que al momento de otorgar el testamento el testador estaba plenamente consciente y dentro de sus facultades mentales, no pueden luego alegarse que el testador no heredó a alguien, porque no se acordó o porque ya estaba mal de sus facultades mentales y que por eso no es válido el testamento.

 Si se heredera a una persona que no es hijo, o pariente, o bien se hereda a algún hijo excluyendo a los demás hijos, es importante aclarar el motivo, razón y circunstancia por el cual se están excluyendo a los demás, es importante para el heredero, porque él es quien se las tendrá que ver con los excluidos y entre más armas le demos para defenderlo, mejor.

 Como última aclaración, hay que especificar si es el primer testamento que se otorga o existe algún otro y si es voluntad del testador cancelar el anterior o no.

 En cuanto al nombramiento de herederos hay que tener cuidado de señalarlos por su nombre completo y que quede correctamente escrito.

 Para repartir los bienes puede el testador optar por 3 opciones:

 1.- Nombrar heredero o herederos universales de todos sus bienes, es decir, la persona o personas que señale el testador, serán quienes adquieran la propiedad de tooooodos los bienes del testador, si son varios herederos se puede especificar si adquieren todos por partes iguales o por el porcentaje que señale el propio testador.

 2.- Nombrar legatarios de algo en particular, o sea, que la persona o personas nombradas exclusivamente recibirán la cosa o el bien que el testador les señaló, nada mas fuera de ello, por lo que es importante detallar el bien lo mejor posible para su posterior identificación, si es posible dar el número de factura y si se trata de inmuebles, tomar el domicilio de la escritura de propiedad y aclarar la actualización en el domicilio, si es el caso.

 3.- Combinar las opciones 1 y 2.

 Es importante considerar que podría darse el caso de que los herederos o legatarios nombrados no quisieran o no pudieran o no vivieran para acepar la herencia, por lo que es conveniente nombrar herederos o legatarios substitutos de los primeramente nombrados, es decir que a falta, impedimento o renuncia del hijo nombrado, entonces serán herederos (o legatario) sus hijos (o cualquier otra persona que el testador señale, inclusive se puede señalar a los hijos y especificar que si no los tuviere entonces a otra persona). El heredero substituto sólo podrá recibir la herencia si el heredero original falta antes que el testador o bien para el caso de que el heredero no acepte la herencia, es decir repudie sus derechos hereditarios ANTES de que el Juez o ante el notario se le declare como heredero, si el heredero fallece después que el autor de la herencia o bien acepta la herencia a su favor, entonces no podrá recibir el heredero substituto, en su lugar recibirán los bienes los herederos legítimos que correspondan al primer heredero. Un ejemplo práctico y muy común es que el siguiente:

El papá deja como única y universal heredera de todos sus bienes a la mamá y para el caso de falta o renuncia de ella, deja como heredera substituta a su única hija y excluye de la herencia a sus otros tres hijos varones.  Si la mamá fallece antes que el papá o bien no acepta la herencia, entonces la hija substituta será quién reciba la herencia luego de que fallezca su papá. En cambio, si fallece el papá y posteriormente fallece la mamá sin dejar testamento, la hija substituta no recibirá la herencia, recibirán la herencia la hija y sus tres hermanos, por partes iguales, porque el hecho de que haya fallecido la mamá después, no le quita su derecho a recibir la herencia, aunque no se hayan llevado acabo los trámites para que heredara la mamá, ella pudo haber recibido puesto que la renuncia debe ser expresa, por lo que si fallece sin haber renunciado, se sobreentiende que sí aceptó la herencia y por lo tanto ésta corresponderá a los legítimos herederos de la mamá y no a la heredera substituta.

 Retomando la redacción del testamento, también tenemos que pensar en quien será el Albacea, porque una vez que falte el testador es necesario que alguien lo represente y cumpla con su voluntad, para eso esta el Albacea. El albacea puede ser alguno de los herederos o legatarios o una persona ajena, pueden nombrarse varios albaceas, para que actúen en forma conjunta, si fuere necesario, además también es necesario pensar en que si no puede ejercer el cargo el primer albacea nombrado, exista otra persona para que ejerza el cargo en segundo lugar y sólo para el caso de que la primer persona no pudiera o no quisiere ejercer el cargo (ojo, según la ley, si el albacea no ejerce el cargo sin justa causa, pierde lo que tuviere a su favor como heredero).

 Para el caso de que hubiere menores de edad o personas privadas de sus facultades mentales, puede nombrarse un tutor para que represente sus intereses y administre sus bienes (sólo los padres pueden nombrar tutores para estos casos, tomando en cuenta que la patria potestad se ejerce por ambos padres y a falta de uno, la ejercerá el otro, sólo para el caso de falta de ambos, podrá nombrarse un tutor). Además deberá nombrarse un curador, quien se encargará de vigilar que el tutor lleve a cabo correctamente la administración de los bienes del pupilo. Hay que tomar en cuenta que ni el tutor ni el curador pueden disponer de los bienes del pupilo para su venta, exclusivamente pueden disponer de ellos para administrarlos y protegerlos, para el caso de ser necesaria la venta, deberá solicitarse un permiso a un Juez de lo Familiar ante quién se deberá acreditar el evidente beneficio o la extrema necesidad de la venta. También en este caso se pueden nombrar varias personas para que ejerzan la tutoría o la curatela en suplencia de quien no pueda ejercerla.

Es importante subrayar que mucha gente se cree con “derecho” para heredar de algún pariente, si bien es cierto que la ley prevé quiénes pueden heredar, también es cierto que ello SÓLO ES VALIDO PARA EL CASO DE INTESTADOS, si una persona es dueña de sus bienes y puede disponer libremente de ellos en vida (venderlo o regalarlo a quién él quiera), ¿porqué no ha de poder disponer de SUS bienes para después de su muerte y regalárselos a quién el quiera? Éste es el principio del testamento, que el testador disponga de SUS bienes y los reparta a quienes ÉL QUIERA, por lo que con el testamento excluye a las demás personas que tuvieren derecho sobre su herencia y hasta puede incluir a personas que legalmente no tuvieren derecho sobre dicha herencia, (amigos, cuñados, sociedades, etc.) finalmente ésa es su voluntad y son sus bienes.

Si quiere saber qué tipos de testamento existen, vea http://ocampoarch.spaces.live.com/blog/cns!60DA4BDAFDF5DFF8!132.entry.

 Para aplicar otras posibilidades a su testamento también consulte usufructo y nuda propiedad http://ocampoarch.spaces.msn.com/blog/cns!60DA4BDAFDF5DFF8!160.entry, copropiedad, subdivisión y condomino http://ocampoarch.spaces.msn.com/blog/cns!60DA4BDAFDF5DFF8!133.entry y los demás temas de herencias en ésta categoría, o bien consulte al Notario de su confianza.

Si quiere más información sobre los testamentos explicado por Notarios vea http://www.colnotdf.com.mx/t_esta.htm.

Si te gustó este blog da click en “Apoyo” arriba, bajo el agua 🙂 o en el menú del lado izquierdo.

Herencias en vida (donaciones)

Propiamente hablando, la herencia nace cuando el dueño fallece, por lo que si el dueño quiere “heredar” algo ANTES de su fallecimiento, en realidad lo que quiere hacer es donar.

La ventaja de la donación, por encima del testamento, es que las personas que adquieren la propiedad (donatarios) se ahorran los gastos de los trámites sucesorios respectivos para darle validez al testamento y adquirir la propiedad de los bienes (clik aquí para ver tema aparte sobre el trámite de las herencias).

La desventaja es que los bienes SON PROPIEDAD del donatario y el que se los regaló (donante) ya no tiene la disposición de dichos bienes, es decir, mientras que en el testamento el testador (propietario) dispone de sus bienes PARA DESPUES DE SU MUERTE (lo que significa que mientras viva puede disponer libremente de sus bienes, venderlos, donarlos, etc. puede inclusive revocar el testamento y otorgar uno nuevo), en la donación el donante (propietario) DISPONE de sus bienes EN VIDA, REGALÁNDOLOS, por esa razón el donatario queda como nuevo propietario del bien, fuera del alcance de la esfera del donante.

Por otro lado, el adquirente tiene la limitante de que la donación puede ser revocada en los siguientes casos:

1.- Que el donador haya caído en estado de necesidad y el donatario se rehuse a auxiliarlo;

2.- Que el donatario cometa algún delito grave en contra del donador, su familia o sus bienes; y

3.- Que al fallecer el donador aparezca algún menor a quien deba darle alimentos.

En pocas palabras, el bien ya NO es propiedad del donador, pero existe la posibilidad de recuperarlo exclusivamente en los tres casos arriba citados.

Puede ser conveniente para algunos casos que en la donación se reserve el propietario el usufructo vitalicio y solo done la nuda propiedad (clik aquí para ver tema aparte).

En cuanto al costo de la escrituración, para el adquirente es el mismo que si fuera una escritura de compraventa, SIEMPRE Y CUANDO LA DONACION SEA ENTRE CONYUGES (casados en separación de bienes, ver tema aparte sobre el matrimonio), PADRES, HIJOS O ABUELOS, si la donación se hace fuera de esos 4 familiares, el adquirente debe pagar de mas el Impuesto Sobre la Renta por Adquisición de Bienes, porque el estado considera que al recibir un regalo, esta obteniendo una considerable ganancia en su patrimonio, el monto del impuesto es del 20% sobre el valor del inmueble adquirido (ver tema aparte de impuestos).

Acuda con el Notario de su confianza, él le dará mayor asesoría.

Si te gustó este blog da click en “Apoyo” arriba, bajo el agua 🙂 o en el menú del lado izquierdo.

¿Qué es un testamento?

 Sin darle muchas vueltas podemos decir que testamento es el documento redactado conforme a la ley, mediante el cual una persona, con capacidad mental plena y con toda libertad, dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte.

 Por lo tanto, para que exista el testamento deben cubrirse los siguientes requisitos mínimos:

 1.- Que sea redactado conforme a las formalidades y solemnidades que determina la ley, faltando alguna de ellas, el testamento puede no tener validez y, consecuentemente no se cumplirá la voluntad del testador;

 2.- Que tenga sus facultades mentales plenas el testador, la ley determina que no es válido el testamento si el testador no expresa en forma clara cual es su voluntad.

 3.- Las amenazas o violencia que obliguen al testador a heredar a alguien, también es causa de nulidad del testamento.

 La ley prevé 8 diferentes formas de hacer testamento, de ellas, sólo 2 formas son prácticas y de esas sólo una es realmente segura. Las 2 formas realmente prácticas (prácticas, porque las otras 6 requieren de muchos testigos o de situaciones que difícilmente pueden cubrirse) son el Testamento Ológrafo y el Testamento Público Abierto.

 ¿Cómo hago un testamento ológrafo?

 Redacto por duplicado de mi puño y letra mi testamento, los firmo e imprimo mi huella digital en cada uno, introduzco cada uno en un sobre los cuales serán lacrados y uno de ellos depositado en el Archivo de Notarías, el otro sobre, será entregado al testador al momento del depósito, también deberá acudir acompañado de 2 testigos al momento de depositar el testamento.

 Se requieren de más solemnidades, pero ello requeriría de un largo estudio el cual no es objeto en este espacio, mi objeto es sólo informar qué puede hacerse y qué es lo mejor, sin abundar en disertaciones doctrinales o procedimientos administrativos, si desea mayor información sobre el testamento ológrafo, puede acudir a las oficinas del Archivo General de Notarías ubicadas en Candelaria sin número, Colonia Candelaria de los Patos, en ésta ciudad, las oficinas se encuentran frente al metro Candelaria (línea uno del metro, color rosa, frente al Palacio Legislativo) , o también visite esta página: http://www.df.gob.mx/tramites/consultaFichaTyS2003.html?id_t_s=191&tipo=T.

 El costo de este testamento es de  menos de $500

 ¿qué tiene de malo el Testamento Ológrafo?

 -Como está redactado de puño y letra por el testador, el mismo podría contener disposiciones que no son legalmente válidas, o que inclusive anulen todo el testamento, o simplemente que la inexperiencia del testador provoque confusión en la designación de herederos, un objeto secundario del testamento es facilitar la transmisión de propiedad a los herederos, no complicárselas. Aprovecho la ocasión para felicitar muy sinceramente a las personas que pueden escribir a mano con letra clara, sin equivocaciones y por lo mismo sin tachaduras, porque esas personas sí pueden hacer testamento ológrafo al primer intento, los demás mortales, deberemos sufrir las consecuencias de echar a perder muchas hojas.

 -Al momento de llevar a cabo la sucesión testamentaria (ver tema aparte al respecto http://ocampoarch.spaces.live.com/blog/cns!60DA4BDAFDF5DFF8!125.entry) debe iniciarse un trámite previo y que necesariamente debe ser judicial, el trámite es declarar que el testamento es válido.

 -Para declarar la validez del testamento ológrafo, los sobres no deben estar violados, ni raspados, ni tachados, si fuera así, el testamento queda sin efectos. 

-Los testigos que acompañaron al testador a presentar su sobre, deben acudir ante el Juez a ratificar su firma, si no fuere posible, habrá que contratar a un perito que certifique que las firmas fueron puestas por la misma persona.

Personalmente y conforme a mi experiencia, basada en los casos vistos en la práctica, los testamentos ológrafos no garantizan el cumplimiento de la última voluntad del testador, además complican y encarecen el costo de los trámites para los herederos.

¿Como garantizo entonces la certeza de mi testamento y economía para  mis herederos?

Vaya con el Notario de su confianza, el es un profesional que le auxiliara a redactar su testamento conforme a los requisitos legales correspondientes, con ello tiene la certeza de que se cumplirá su ultima voluntad y sus herederos podrán adquirir los bienes en forma económica y expedita.

Año con año el Gobierno Federal ha instrumentado con los diferentes Colegios Estatales de Notarios de toda la República el “mes del testamento”, para que los firmados durante el mes de septiembre, tengan un costo aproximado de $1,000.

ULTIMA ACLARACION

 El testamento NO transmite la propiedad de los bienes a los herederos MIENTRAS EL TESTADOR VIVA. El testador puede disponer libremente de dichos bienes, puede inclusive venderlos, además, el testamento es REVOCABLE por el testador en cualquier momento.

 El testamento sólo es un mandato para disponer de los bienes del testador A PARTIR DEL MOMENTO DE SU FALLECIMIENTO, antes no, ni aún cuando el testador esté incapacitado mentalmente, el testamento sólo tendrá vida hasta la muerte del testador.

Si quiere más información sobre los testamentos explicado por Notarios vea http://www.colnotdf.com.mx/t_esta.htm.

Si quier tener una idea de cómo puede redactar su testamento vea http://ocampoarch.spaces.live.com/blog/cns!60DA4BDAFDF5DFF8!161.entry

Si te gustó este blog da click en “Apoyo” arriba, bajo el agua :)  o en el menú del lado izquierdo.

Falleció mi pariente y NO DEJO TESTAMENTO ANTE NOTARIO, ¿qué debo hacer? (sucesión intestamentaria)

 Debes hacer una sucesión INtestamentaria, para lo cual puedes seguir 3 caminos.

I.- CAMINO LARGO (tiempo aproximado 6 meses, si no existen problemas entre los herederos y el abogado contratado agiliza el trámite). Contratas un abogado para que inicie el trámite sucesorio ante un juez, el cual consta de 5 partes:

1.- Declaratoria de herederos y discernimiento del cargo de albacea, el cual consta de 2 momentos:

a) Investigación por parte del Juez en el Archivo de Notarías y en el Archivo Judicial de que NO EXISTE testamento, en caso de que alguna dependencia conteste que sí hay testamento, el Juez lo mandará pedir y el juicio se continuará como una “testamentaría” (click aquí par ver el trámite “testamentario”).

b) Si el Archivo constesta que no hay testamento, el Juez continuará con el trámite, reconocerá la calidad de herederos de las personas que hayan acreditado ser parientes con sus respectivas actas de nacimiento y disciernirá el cargo de albacea a quien los herederos elijan (albacea será el “representante” del fallecido y se encargará de administrar los bienes del difunto y adjudicarlos en favor de los herederos )

2.- Inventario y avalúo, mediante el cual se le presenta al Juez una relación de toooooodos los bienes propiedad del difunto, así como el avalúo de los mismos.

Aquí debe tomarse en cuenta el régimen matrimonal bajo el cual haya estado casado el fallecido (“de cujus” según la costumbre entre abogados) y también deberá tomarse en cuenta el momento en que se hayan adquirido dichos bienes. Los bienes adquiridos durante el matrimonio celebrado en sociedad conyugal, corresponden por partes iguales a cada cónyuge, por lo que el cónyuge fallecido sólo dejará como herencia el 50% de dichos bienes ya que el otro 50% le pertenece a su cónyuge vivo, si los bienes fueron adquiridos antes del matrimonio, habrá que revisar las capitulaciones matrimonales celebradas (normalmente este tipo de bienes no entran en la sociedad conyugal del matrimonio). Los bienes adquiridos antes y durante el matrimonio celebrado en separación de bienes corresponden al cónyuge que los haya adquirido y al fallecer éste, le corresponde al cónyuge vivo una porción igual a la que le corresponde a un hijo, es decir, si la pareja tuvo 2 hijos y fallece el papá, entonces sus bienes se repartirán entre 3 herederos (2 hijos y la mamá) por partes iguales y lo mismo ocurriría si no existe matrimonio civil entre los padres siempre y cuando tampoco exista otro concubinato (legalmente la relación de pareja sin haber contraído matrimonio se le llama concubinato click aquí para ver tema aparte), si existiera otro concubinato, ninguna de las concubinas tendrá derecho a heredar al papá, sólo los hijos reconocidos por el padre podrán heredar y lo harán por partes iguales, sin importar si nacieron antes o depués, inclusive sin importar si son hijos de matrimonio o fuera de él, el hecho es que todos son hijos del padre y como tales, tienen derecho a herederar por partes iguales; finalmente, si existe un matrimonio y un concubinato, quien tiene derecho a heredar será la esposa, independientemente de que no haya vivido con ella (click aquí para ver tema aparte sobre el régimen patrimonial de los bienes en el matriomonio).

Para saber quiénes son herederos hay que tomar en cuenta las siguientes reglas:

A) Si falleció el papá y está casado en sociedad conyugal, el 50% ya es de la mamá y serán herederos del otro 50% los hijos del matrimonio (y en su caso los hijos reconocidos en el registro civil por el papá fuera de matrimonio)

B) Si hay separación de bienes (o sociedad conyugal, pero los bienes se adquirieron antes del matrimonio), la mamá será heredera junto con los todos los hijos (hijos de matrimonio y fuera de matrimonio pero reconocidos), a falta de hijos serán herederos los padres del fallecido, a falta de ellos los abuelos si hubiera, de lo contrario, serán herederos sus hermanos. Aquí la herencia se reparte de la siguiente forma según los parientes con los que concurra la esposa:

a) Si concurre con los hijos, heredarán todos (esposa e hijos) por partes iguales;

b) Si concurre con los padres del fallecido, o inclusive abuelos (obviamente que faltaren los padres), el total de la herencia se dividirá en dos partes, una mitad será para la esposa y la otra para los padres o abuelos, para ello habrá que valuar cada uno de los bienes de la herencia y sumar los valores, como se verá más adelante;

c) Si concurre con los hermanos del fallecido el total de la herencia se dividirá en 3 partes, 2 serán para la esposa y 1 será para los hermanos la cual se dividirá en partes iguales.

d) Si no hay descendientes (hijos, nietos, bisnietos o choznos), ascendientes (padres, abuelos, bisabuelos ó tatarabuelos), ni hermanos del fallecido, todo lo herederá la esposa.

C) Habrá que tomar en cuenta también que los parientes más cercanos, excluyen a los más lejanos (o sea que si hay hijos ya no entran ni los padres, ni los abuelos, ni mucho menos los hermanos o cuñados; si no hay hijos pero hay padres, tampoco entran los abuelos o hermanos y así sucesivamente).

D)- Por último también habrá que considerar que si al fallecer el papá (que llamaremos José) había hijos, pero uno de ellos falleció (al que llamaremos Juan) y a su vez Juan tuvo hijos (nietos de José), entonces los nietos tienen derecho a la herencia de José exclusivamente por la parte que hubiera correspondido a Juan.

El avalúo es necesario porque todos los bienes de la herencia pertenecen a una masa común que, al ser dividida, sus porciones deben ser iguales para cada heredero o, dado el caso, deben cumplir las porciones determinadas por la ley y que se explicaron arriba. Para ello se sumarán los avalúos de cada bien lo cual determinará el valor total de la masa común, al dividirla entre el número de herederos, resultará en la porción que a cada heredero le corresponde de la masa común o herencia. En términos matemáticos la fórmula sería:

       (B1+B2)

H1= ———–

       (H1+H2)

Donde H1 y H2, son 2 herederos diferentes y B1 y B2 son los valores de avalúo de 2 diferentes bienes.

Como normalmente la herencia no puede dividirse en partes iguales, se puede optar por 2 opciones:

a) Que todos los herederos permanezcan en copropiedad de cada uno de los bienes;

b) Que a cada heredero se le designe 1 bien y, si existe diferencia de valores, se “pague” la diferencia respecto del valor que le correspondía sobre la totalidad de la masa hereditaria (breviario jurídico-fiscal: legalmente no es un pago, es una devolución por el excedente que se está recibiendo, con el objeto de igualar las porciones que cada heredero recibe, ver art. 869 fracc. I del C.P.C.para el D.F., porque si habláramos de pago hablaríamos también de venta y ello implica impuestos extra, en cambio si hablamos de devolución de un excedente, ya no hay venta ni por consiguiente impuestos).

EJEMPLO: supongamos que los bienes inventariados son 2, la casa de San Juan de Letrán, valuada en $400,000.00 que corresponderá a María y el departamento de La Villa valuado en $200,000.00 que corresponderá a Pedro; María tendrá que pagar a Pedro la cantidad de $100,000.00 por el excedente que ella está recibiendo.

Haciendo cuentas:

$400,000+$200,000= $600,000, es decir LA TOTALIDAD DE LA MASA HEREDITARIA SUMA $600,000 ENTRE 2 herederos, a cada uno le corresponde $300,000, si Maria recibe $400,00 y Pedro $200,000, a Pedro le faltan $100,000 para completar sus $300,000 que le corresponden.

3.- Rendición de cuentas, donde el albacea informa de los ingresos y egresos que obtuvieron los bienes del difunto durante el tiempo de su administración.

4.- Partición, aquí el Juez determina si procede o no adjudicar los bienes a los herederos (OJO, algunos abogados dejan terminada aquí la sucesión, sin explicarles a los clientes que falta la quinta parte siguiente, que es la más importante, puesto que sin ella, la propiedad sigue estando a nombre del difunto).

Hasta aquí el costo depende de lo que cobre el abogado por el trámite judicial.

5.- Escrituración, una vez terminadas las anteriores 4 secciones, si existen bienes inmuebles, el Juez turna el expediente al Notario que le solicite el interesado (o sea el de mayor confianza para el o los herederos) para adjudicar el o los inmuebles al o los herederos, quedando así terminada la sucesión de los bienes del difunto y formalizada al 100% la transmisión de propiedad a favor de los herederos, puesto que en dicha escritura el Notario se encarga de pagar los impuestos correspondientes e inscribir el instrumento en el Registro Público de la Propiedad, donde se toma nota del cambio de propietario.

 La escrituración arriba citada tiene un costo aproximado de entre un 5% a un 10% del valor de avalúo de cada inmueble (en algunos casos podría ser más), en virtud de que para inmuebles con valores inferiores a aproximadamente $500,000.00 el Gobierno del Distrito Federal otorga condonaciones en sus impuestos y derechos, entre otros factores.

II. CAMINO CORTO (tiempo aproximado, 2 meses, máximo). Si todos los herederos son mayores de edad, no existen problemas entre ellos y existe al menos un bien inmuelbe en el DF, pueden acudir con el Notario de su confianza quien realizará los siguientes 3 pasos:

1.- Una primer escritura en la cual, previa investigación en el Archivo de Notarías de que la persona que falleció (de cujus) NO otorgó testamento, los herederos se reconocen como tales y se discierne el cargo de albacea a favor de quien haya sido designado por mayoría de entre los herederos.

2.- Una vez firmada dicha escritura, deben publicarse 2 edictos en un periódico de circulación nacional, entre los cuales debe mediar un plazo de 10 días, para efecto de enterar a la población que se está llevando a cabo la sucesión y para que se presente cualquier persona que se crea con derecho para herederar.

Hasta aquí el costo de los 2 puntos anteriores, puede variar alrededor de $20,000.00, dependiendo principalmente del costo de los edictos y los derechos del Archivo de Notarías.

3.- Una segunda escritura, donde se presenta al Notario el inventario y los avalúos de cada uno de los bienes y, en el mismo acto, se lleva a cabo la adjudicación de dichos bienes a los herederos, esta escritura incluye el pago de los derechos e impuestos respectivos y su inscripción en el Registro Público de la Propiedad para garantizar la transmisión de la propiedad a favor del o los herederos.

La escrituración arriba citada tiene un costo aproximado de entre un 5% a un 10% del valor de avalúo de cada inmueble (en algunos casos podría ser mas el porcentaje), en virtud de que para inmuebles con valores inferiores a aproximadamente $500,000.00 el Gobierno del Distrito Federal otorga condonaciones en sus impuestos y derechos, entre otros factores.

III.- CAMINO MIXTO.- A partir de que esté finalizada la primer parte del juicio citado en el camino largo, es decir a partir de que el Juez ha determinado quiénes son los herederos y quién es el albacea, SIEMPRE Y CUANDO todos sean mayores de edad y no existan problemas entre ellos, puede el expediente turnarse al Notario de la confianza del o los herederos y continuar el trámite del punto tercero del camino corto arriba citado, sin importar el punto en que se encuentre el juicio (porque podría darse el caso que estuvieran en el segundo paso del camino largo).

Si carece de recursos para cubrir los honorarios de un abogado o bien de un Notario, acuda a la “Defensoría de Oficio” que se encuentra en los tribunales de su localidad, ahí están abogados que nada le cobrarán por sus servicios, puesto que el gobierno es quién les paga sus honorarios, otra opción es acudir al DIF de su localidad donde también cuentan con asesoría jurídica gratuita. En cuanto a la escrituración, en el D.F. se han implementado anualmente las “Jornadas Notariales” que tienen por objeto ofrecer descuentos de hasta el 80% en impuestos y derechos, para lo cual hay que acudir a ellas en los meses de marzo o abril que es cuando se celebran en cada una de las Delegaciones políticas.

Acuda con el Notario de su confianza, el es un profesional que le ayudará a tomar la mejor decisión.

Si te gustó este blog da click en “Apoyo” arriba, bajo el agua 🙂 o en el menú del lado izquierdo.

Falleció mi pariente y DEJO TESTAMENTO ANTE NOTARIO, ¿qué debo hacer? (sucesión testamentaria)

(NOTA: los trámites aquí descritos también deben llevarse a cabo en el caso de testamentos ológrafos, sin embargo previamente deberá realizarse otro trámite forzosamente judicial mediante el cual se determinará la validez del testamento)

Debes hacer una sucesión testamentaria, para lo cual puedes seguir 3 caminos.

 I.- CAMINO LARGO (tiempo aproximado 6 meses, si no existen problemas entre los herederos y el abogado contratado agiliza el trámite). Contratas un abogado para que inicie el trámite sucesorio ante un juez, el cual consta de 5 partes:

 1.- Declaratoria de herederos y discernimiento del cargo de albacea, el cual consta de 2 momentos:

a) Investigación por parte del Juez en el Archivo de Notarías y el Archivo Judicial de que el testamento exhibido es el último que otorgó el testador, en caso de extravío, pérdida, mutilación, robo o simplemente desaparición del testamento, el trámite debe iniciarse como “intestado” y al momento en que el Archivo conteste que sí hay testamento, el Juez mandará pedirlo y el juicio “intestamentario” automáticamente se convertirá en “tesamentario”, y

b) Una vez que obra en manos del Juez el último testamento, los herederos reconocen la validez de dicho testamento, el Juez reconoce la calidad de herederos a los mencionados en el testamento y discierne el cargo de albacea a quien haya sido designado por el testador o, si no lo hizo, a quien designen los herederos (albacea será el “representante” del fallecido y se encargará de administrar los bienes del difunto y adjudicarlos a sus herederos).

 2.- Inventario y avalúo, mediante el cual se le presenta al Juez una relación de toooooodos los bienes propiedad del difunto, así como el avalúo de los mismos.

Aquí debe tomarse en cuenta el régimen matrimonal bajo el cual haya estado casado el fallecido (“de cujus” según la costumbre entre abogados) y también deberá tomarse en cuenta el momento en que se hayan adquirido dichos bienes. Los bienes adquiridos durante el matrimonio celebrado en sociedad conyugal, corresponden por partes iguales a cada cónyuge, por lo que el cónyuge fallecido sólo dejará como herencia el 50% de dichos bienes ya que el otro 50% le pertenece a su cónyuge vivo, si los bienes fueron adquiridos antes del matrimonio, habrá que revisar las capitulaciones matrimonales celebradas (normalmente este tipo de bienes no entran en la sociedad conyugal del matrimonio). Los bienes adquiridos antes y durante el matrimonio celebrado en saparación de bienes corresponden al cónyuge que los haya adquirido y al fallecer éste, le corresponde al cónyuge vivo una porción igual a la que le corresponde a un hijo, es decir, si la pareja tuvo 2 hijos y fallece el papá, entonces sus bienes se repartirán entre 3 herederos (2 hijos y la mamá) por partes iguales y lo mismo ocurriría si no existe matrimonio civil entre los padres siempre y cuando tampoco exista otro concubinato (legalmente la relación de pareja sin haber contraído matrimonio se le llama concubinato click aquí para ver tema aparte), si existiera otro concubinato, ninguno de las concubinas tendrá derecho a heredar al papá, sólo los hijos reconocidos por el padre podrán heredar y lo harán por partes iguales, sin importar si nacieron antes o depués, inclusive sin importar si son hijos de matrimonio o fuera de él, el hecho es que todos son hijos del padre y como tales, tienen derecho a herederar por partes iguales; finalmente, si existe un matrimonio y un concubinato, quien tiene derecho a heredar será la esposa, independientemente de que no haya vivido con ella (click aquí para ver tema aparte sobre el régimen patrimonial de los bienes en el matriomonio).

 El avalúo es necesario porque todos los bienes de la herencia pertenecen a una masa común, que al ser dividida, sus porciones deben ser iguales para cada heredero. Para ello se sumarán los avalúos de cada bien lo cual determinará el valor total de la masa común que, al dividirla entre el número de herederos, resultará en la porción que a cada heredero le corresponde de la masa común o herencia. En términos matemáticos la fórmula sería:

        (B1+B2)

H1= ———–

       (H1+H2)

 Donde H1 y H2, son 2 herederos diferentes y B1 y B2 son los valores de avalúo de 2 diferentes bienes.

 Como normalmente la herencia no puede dividirse en partes iguales, se puede optar por 2 opciones:

a) Que todos los herederos permanezcan en copropiedad de cada uno de los bienes;

b) Que a cada heredero se le designe 1 bien y, si existe diferencia de valores, se “pague” la diferencia respecto del valor que le correspondía sobre la totalidad de la masa hereditaria (breviario jurídico-fiscal: legalmente no es un pago, es una devolución por el excedente que se está recibiendo, con el objeto de igualar las porciones que cada heredero recibe, ver art. 869 fracc. I del C.P.C. para el D.F., porque si habláramos de pago hablaríamos también de venta y ello implica impuestos extra, en cambio si hablamos de devolución de un excedente, ya no hay venta ni por consiguiente impuestos).

EJEMPLO: supongamos que los bienes inventariados son 2, la casa de San Juan de Letrán, valuada en $400,000.00 corresponderá a María y el departamento de La Villa valuado en $200,000.00 corresponderá a Pedro; María tendrá que pagar a Pedro la cantidad de $100,000.00 por el excedente que ella está recibiendo.

Haciendo cuentas:

$400,000+$200,000= $600,000, es decir LA TOTALIDAD DE LA MASA HEREDITARIA SUMA $600,000, ENTRE 2 herederos, a cada uno le corresponde $300,000, si Maria recibe $400,00 y Pedro $200,000, a Pedro le faltan $100,000 para completar sus $300,000 que le corresponden.

Lo anterior es la regla general para los herederos, la excepción es que el testador haya designado bienes específicos a alguien en particular (legados, click aquí para más información) o bien, que haya designado porcentajes específicos para los herederos. En el primer caso (legados) el legatario exclusivamente recibirá el bien que le desigó el testador, independientemente de que existan más bienes dentro de la masa hereditaria, lo mismo sucederá cuando haya desigando el testador un porcentaje específico para el heredero.

3.- Rendición de cuentas, donde el albacea informa de los ingresos y egresos que obtuvieron los bienes del difunto durante el tiempo de su administración.

 4.- Partición, aquí el Juez determina si procede o no adjudicar los bienes a los herederos conforme al acuerdo al que hayan llegado, considerando que el testador sólo hubiera dejado herederos universales a varias personas, si, por el contrario el testador dejó bienes específicos a favor de alguien en particular (legados), entonces el Juez adjudicará dichos bienes a esas personas (legatarios) o bien adjudicará conforme el testador haya dispuesto (OJO, algunos abogados dejan terminada aquí la sucesión, sin explicarles a los clientes que falta la quinta parte siguiente, que es la más importante, puesto que sin ella, la propiedad sigue estando a nombre del difunto).

 Hasta aquí el costo depende de lo que cobre el abogado por el trámite judicial (si no está dentro de su presupuesto contratar a un abogado, recuerde que en los propios Juzgados se encuentra la “Defensoría de Oficio” que cuenta con abogados pagados por el Gobierno para personas de escasos recursos, también el DIF cuenta con abogados gratuitos, así como algunas Universidades).

 5.- Escrituración, una vez terminadas las anteriores 4 secciones, si existen bienes inmuebles, el Juez turna el expediente al Notario que le solicite el interesado (o sea el de mayor confianza para él o los herederos) para adjudicar el o los inmuebles al o los herederos, quedando así terminada la sucesión de los bienes del difunto y formalizada al 100% la transmisión de propiedad a favor de los herederos, puesto que en dicha escritura el Notario se encarga de pagar los impuestos correspondientes e inscribir el instrumento en el Registro Público de la Propiedad, donde se toma nota del cambio de propietario.

 La escrituración arriba citada tiene un costo aproximado de entre un 5% a un 10% del valor de avalúo de cada inmueble (en algunos casos podría ser más), en virtud de que para inmuebles con valores inferiores a aproximadamente $400,000.00 el Gobierno del Distrito Federal otorga condonaciones en sus impuestos y derechos, entre otros factores.

 II. CAMINO CORTO (tiempo aproximado, 2 meses, máximo). Si todos los herederos son capaces, mayores de edad y no existen problemas entre ellos, pueden acudir con el Notario de su confianza quien realizará los siguientes 3 pasos:

 1.- Una primer escritura en la cual, previa investigación en el Archivo de Notarías y en el Archivo Judicial de que el testamento es el último otorgado por el testador, los herederos se reconocen como tales aceptando el testamento y se discierne el cargo de albacea a favor de quien haya sido designado por el testador o, para el caso de que no lo haya hecho, quien sea elegido de entre los herederos.

2.- Una vez firmada dicha escritura, deben publicarse 2 edictos en un periódico de circulación nacional, entre los cuales debe mediar un plazo de 10 días.

 Hasta aquí el costo de los 2 puntos anteriores, puede variar alrededor de $15,000.00, dependiendo principalmente del costo de los edictos y los derechos del Archivo de Notarías.

3.- Una segunda escritura, donde se presenta al Notario el inventario y los avalúos de cada uno de los bienes y, en el mismo acto, se lleva a cabo la adjudicación de dichos bienes a los herederos conforme lo haya dispuesto el testador y conforme lo acuerden los herederos para el caso de que el testador no lo haya hecho, dicha escritura incluye el pago de los derechos e impuestos respectivos y su inscripción en el Registro Público de la Propiedad para garantizar la transmisión efectiva de la propiedad a favor del o los herederos.

 La escrituración arriba citada tiene un costo aproximado de entre un 5% a un 10% del valor de avalúo de cada inmueble (en algunos casos podría ser más), en virtud de que para inmuebles con valores inferiores a aproximadamente $400,000.00 el Gobierno del Distrito Federal otorga condonaciones en sus impuestos y derechos, entre otros factores.

 III.- CAMINO MIXTO.- A partir de que esté finalizada la primer parte del juicio citado en el camino largo, es decir a partir de que el Juez ha determinado que el testamento es válido, quiénes son los herederos y quién es el albacea, SIEMPRE Y CUANDO todos sean capaces, mayores de edad y no existan problemas entre ellos, puede el expediente turnarse al Notario de la confianza del o los herederos y continuar los siguientes trámites del punto tercero de camino corto arriba citado, sin importar el punto en que se encuentre el juicio.

 Acuda con el Notario de su confianza, el es un profesional que le ayudará a tomar la mejor decisión.

Si te gustó este blog da click en “Apoyo” arriba, bajo el agua 🙂 o en el menú del lado izquierdo.